En este momento estás viendo Grandes rutas a pie: Guía completa para tus travesías

Grandes rutas a pie: Guía completa para tus travesías

En un mundo donde las grandes rutas a pie están de moda, nada como embarcarse en una travesía cuando el sol brilla y el cielo está despejado.

Y ahí estaba yo, mochila al hombro, listo para desafiar a la naturaleza con una sonrisa y mucha crema solar. ¡Sí, amigos, porque la vitamina D es una de nuestras mejores compañera de viaje!

Porque dime tú a quién le interesa realizar un trekking en invierno con la amenazante meteorología.

¡Es de locos!

Y lo digo con cariño porque yo mismo lo hago, pero reconozco que es de locos 🙂

No sé cómo explicártelo, pero las travesías son la actividad perfecta para aquellos que buscan perderse en la naturaleza… y en su propia mente mientras intentan recordar por qué pensaron que esto sería una buena idea.

Pero eyyyy, no te desanimes.

Te aseguro que que nada supera la sensación de alcanzar el final de una etapa. Esa sensación de logro, acompañada de la certeza de que mañana habrá más desafíos, es simplemente inigualable.

Y recuerda, siempre hay un refugio o un albergue al final del día donde podrás descansar y preguntarte en qué momento perdiste la cordura.

Si al final del día lo que te espera es una tienda de campaña o pernoctar en modo vivac, has pasado a un nivel superior, al nivel pro.

En fin, el trekking es más que una actividad; es una forma de vida, una manera de ver el mundo y de descubrir hasta dónde podemos llegar.

Así que, con cada paso, una nueva historia se escribe.

Y es de lo que te quiero “hablar”.

Pero antes de seguir.

 Si te inspira explorar las increíbles travesías, te invito a profundizar aún más en el mundo del senderismo y la aventura con mi primer libro, que ofrece una perspectiva única de las rutas más emblemáticas por España, y las historias humanas que hay detrás 

➡ Se llama  Subiendo España, disponible en Amazon y en la Librería Desnivel

Y esta es mi Newsletter donde escribo cuando puedo, y me inspiro.

Vamos a ello.

¡Feliz trekking! ¡Feliz travesía!

circuitos de trekking

¿Qué es una travesía a pie?

¿Alguna vez has sentido la irresistible necesidad de dejarlo todo atrás y perderte en la naturaleza? Pues yo sí, y así es como me encontré en los viajes de trekking, o como prefiero llamarlo: la pura aventura.

El trekking o travesía a pie es la especialidad de viajes a pie, recorridos lineales o circulares en los que vamos cambiando de alojamiento cada noche según vamos avanzando en nuestro viaje o aventura.

Una gran ruta a pie es una experiencia única.  Imagina caminar durante varios días, recorriendo paisajes naturales impresionantes, y durmiendo en distintos alojamientos cada noche.

Es la manera perfecta de conectar con la naturaleza y vivir aventuras inolvidables. Cada etapa del camino es un capítulo de una historia que no vas a olvidar, donde la naturaleza es el escenario y nosotros, los protagonistas.

Las travesías a pie son recorridos realizado por senderos de gran recorrido a través de la naturaleza y que se realizan en varias etapas.

Es decir.

Se distinguen de las rutas de senderismo de un día porque implican varios días de caminata y pernoctaciones.

Existen diversas clasificaciones de travesías a pie, y estas pueden localizarse en España, Europa y en otras partes del mundo.

Así que, donde quiera que se busque aventura, siempre habrá un sendero esperando ser recorrido.

Sinónimos y terminología

En el maravilloso (y a veces desconcertante) mundo de las travesías a pie, también se utilizan términos como “grandes rutas a pie”, “grandes senderos”, “senderos de gran recorrido”, “Gr”, “trekking” y “rutas de larga distancia”.

Reesulta que no basta con decir “voy a caminar”.

Todos estos nombres tan elegantes y sofisticados realmente significan lo mismo: hacen referencia a recorridos que implican múltiples etapas y cambios de alojamiento.

Básicamente, es como decidir mudarte todos los días, pero sin el camión de mudanzas.

¡Un brillante plan!

Las grandes diferencias entre las grandes rutas a pie y el senderismo

¡Ah, las grandes rutas a pie!

Esas travesías épicas que te hacen sentir como un auténtico Indiana Jones, pero sin el látigo y con muchos más ampollas en los pies. Pros y contras de esta modalidad llamada trekking.

Y estas son las diferencias clave entre estas odiseas y el senderismo de un día, para que decidas si prefieres ser un aventurero de fin de semana o un héroe a tiempo completo.

Duración y recorrido

Las travesías a pie suelen durar varios días, mientras que el senderismo lo habitual es que se completa en una sola jornada, en un solo día.

Imagínate esto: estás en el tercer día de tu travesía a pie, con los músculos gritando socorro y la mochila comenzando a parecer un yunque de dibujos animados.

Entonces.

Las travesías a pie suelen durar varios días, a veces incluso semanas, y te llevan a través de paisajes que cambian más rápido que el humor de un adolescente.

Y…

¿Senderismo de un día?

Bueno, eso es más como una excursión escolar nivel profesional.

Empiezas en la mañana, terminas en la tarde, puede incluso que por la noche, y, si tienes suerte, ni siquiera te pierdes por el camino.

Así que, si te gusta la idea de volver a tu cama cada noche, el senderismo de un día es lo tuyo.

Alojamiento

En los senderos de largo recorrido es necesario cambiar de alojamiento cada noche.

En el senderismo de un día es norma regresar al punto de inicio y a un mismo lugar de alojamiento, que suele ser tu casa.

Con otras palabras…

En las travesías a pie, cada noche es una nueva aventura.

Te toca improvisar donde dormir, ya sea en refugios de montaña, albergues que aparece en el camino o, si eres muy valiente, bajo las estrellas en tu tienda de campaña. ¿Suena romántico? Espera a que un zorro intente robarte la cena y verás cómo cambia tu perspectiva.

En cambio, el senderismo de un día es como ese amigo que siempre te presta su sofá: al final del día, vuelves al punto de partida o a tu lugar de alojamiento habitual.

Nada de sobresaltos nocturnos ni de despertar con una cabra mirándote fijamente.

Equipamiento o material necesario

Aquí es donde las cosas se ponen serias.

Las travesías a pie requieren un equipamiento digno de una expedición al Everest (bueno, casi).

Ropa adecuada para todo tipo de clima, calzado resistente que soporte kilómetros y kilómetros, y todos esos accesorios que nunca pensaste que necesitarías, pero que, de repente, se vuelven vitales: mapas, brújulas, botiquines de primeros auxilios y un sinfín de snacks.

Para el senderismo de un día, la lista de equipamiento es mucho más manejable, solo se necesita un equipo mínimo necesario.: un buen par de botas, una mochila ligera y quizás un bocadillo o dos. Todo lo demás es opcional.

Entonces, resumiendo…

Si te gustan las aventuras cortas, con regreso seguro y sin demasiadas complicaciones, el senderismo de un día es tu mejor opción. Pero si buscas una experiencia más intensa, llena de desafíos y noches bajo las estrellas (y quizás algún que otro zorro ladrón), las travesías a pie te están llamando.

¿Estás listo para elegir tu propia aventura?

Te digo una cosa, y es mi opinión, ambas modalidades merecen la pena, pero debes dejar de hacer al menos un trekking en tu vida.

senderos de gran recorrido

Clasificaciones de las grades rutas a pie

Las travesías a pie pueden clasificarse según la duración, tipo de recorrido, el alojamiento durante el trayecto, la dificultad del mismo y la zona geográfica.

¿Te has preguntado alguna vez qué tipo de aventurero eres? Porque sí, las grandes rutas a pie también vienen en diferentes sabores y colores.

Desde travesías dignas de una película de Indiana Jones hasta paseos más tranquilos que podrías hacer con tu amigo más sedentario (si es un amigo que al menos entrena en casa o en gimnasio).

Te voy a contar las distintas clasificaciones de estas aventuras para que puedas elegir la que mejor se ajuste a tu espíritu explorador.

Según la duración y tipo de recorrido

Travesías Lineales

Imagina empezar en un punto A y terminar en un punto B, habiendo recorrido paisajes que ni en tus sueños más locos habrías imaginado.

No hay vuelta atrás.

El Camino de Santiago (Camino Francés) es el ejemplo clásico: comienzas en Saint-Jean-Pied-de-Port en Francia y terminas en Santiago de Compostela, en España.

Una auténtica aventura lineal y sin retorno.

Travesías Circulares

Perfectas para los que no quieren perderse nada y prefieren regresar al punto de inicio sin complicaciones de transporte adicional.

El anillo integral de los Picos de Europa te ofrece esta comodidad: empiezas y terminas en el mismo sitio, habiendo disfrutado de una ruta de ida y vuelta espectacular.

Cualquier circuito en Pirineos con refugios guardados es otro claro ejemplo.

Travesías de corta y larga distancia

Las travesías de corta distancia suelen durar  unos pocos días, desde dos a siete etapas.

Las largas pueden extenderse por varias semanas, o incluso meses, ofreciendo una inmersión completa en la naturaleza.

Ejemplo de corta distancia: Anillo Picos de Europa parte Occidental.

Ejemplo de larga distancia: GR 11 – Transpirenaica.

Según el Alojamiento

Refugios Guardados

Este tipo de travesía incluye estancias en refugios con todas las comodidades básicas cubiertas, como alimento y cama.

Ejemplo: Travesía de Carros de Foc en Pirineos.

Albergues y Hostales

Algunas rutas permiten pernoctar en albergues u hostales, lo que implica un alojamiento más cómodo y opciones de restauración.

Puedes caminar todo el día sabiendo que una ducha y una cama te esperan al final de la jornada.

Ejemplo: Camino de Santiago.

Campamento móvil

En estas travesías se lleva el equipo necesario para acampar y se ubican campamentos en diferentes puntos de la ruta. Suelen ser packs organizados por agencias, y es más habitual encontrarlos fuera de Europa.

Es una experiencia más autónoma y que no se te olvidará jamás.

Ejemplo: Trekking de Huayhuash. Desde Huaraz. Perú

Tienda de campaña

Ideal para quienes buscan mayor independencia y conexión con la naturaleza.

Requiere llevar todo el equipo de camping necesario, planificar bien los puntos de acampada y conocer la normativa sobre acampada (y pernocta) en la zona que vas a visitar.

Ejemplo: Trekking en el Parque Nacional de Aigüestortes.

Según la Dificultad y Nivel

Nivel Básico

Son rutas accesibles para principiantes con ciera condición física.

No requieren experiencia previa.

A veces se eligen unas etapas puntuales de un circuito pero sin acabarlo. Digamos que es como una experiencia piloto, o una prueba de conocimiento.

Ejemplo: Camino natural de la ruta del Cantábrico.

Nivel Intermedio

Estas rutas son más exigentes, diseñadas para personas con cierta experiencia y una buena preparación física.

Ejemplo: El trekking O Camiño dos Faros.

Nivel Avanzado

Travesías que requieren un alto nivel de experiencia y preparación física.

Suelen incluir terrenos difíciles y condiciones meteorológicas variables.

Ejemplo: Integral de los 3000 miles en Sierra Nevada.

Según la Zona Geográfica en España

  • Pirineos: Ejemplo: GR 11 – Transpirenaica,  La Senda Camille.
  • Picos de Europa: Ejemplo: Anillo de Picos de Europa.
  • Sierra Nevada: Ejemplo: Ruta de los Tresmiles, o el Sulayr GR 240.
  • Camino de Santiago: Ejemplo: Camino Francés, Camino del Norte.
  • Costa: Ejemplo: Camino del Norte, Cavalls del vent en Menorca

Según Recorridos Homologados

GR (Gran Recorrido)

Senderos largos o de gran recorrido que están homologados y señalizados.

Ejemplo: GR 11 – Transpirenaica, GR 92 – Sendero del Mediterráneo – el Sulayr.

PR (Pequeño Recorrido)

Senderos de pequeño recorrido, generalmente de menos de 50 km.

Ejemplo: PR-CV 122 en Comunidad Valenciana.

SL (Sendero Local)

Rutas locales, generalmente cortas y accesibles. Ejemplo: SL-TE 30 en Teruel

Según Popularidad y Relevancia Cultural

Travesías de Montaña

Rutas que transcurren en terrenos montañosos, ofreciendo retos físicos y paisajes impresionantes.

Ejemplo: GR 11 – Transpirenaica.

Travesías Populares

Rutas que no son necesariamente montañosas pero atraen a miles de caminantes cada año debido a su historia, cultura y paisajes.

Ejemplo: Camino de Santiago, Camino del Norte.

Rutas Televisivas o Cinematográficas

Rutas inspiradas en películas, series o libros, que recrean los escenarios de ficción.

Ejemplo: Ruta del Señor de los Anillos en Nueva Zelanda.

Según la Forma de Realizar la Ruta

Por Libre

Los caminantes organizan y realizan la ruta de manera independiente, llevando su propio equipo y gestionando su logística.

Ejemplo: GR 92 – Sendero del Mediterráneo.

En Grupo

Las rutas se realizan en grupos organizados, lo que puede incluir guías y una logística compartida.

Ejemplo: Excursiones grupales en el Camino de Santiago.

Por Agencia

Las rutas son organizadas por agencias especializadas que se encargan de toda la logística, incluyendo alojamiento, alimentación y guías.

Las empresas especializadas en travesías a pie ofrecen una variedad de servicios diseñados para garantizar una experiencia segura y enriquecedora en la naturaleza.

Ejemplo: Tour del Mont Blanc organizado por agencias de trekking.

 

Así que ahí lo tienes.

Un desglose de todas las formas en que puedes abordar las grandes rutas a pie.

¿Listo para encontrar tu próxima aventura?

¡Elige tu clasificación y lánzate a la conquista del sendero!

 

Ok hasta aquí.

 

Sigamos…

Travesías por libre

Beneficios de las Travesías a Pie

Realizar una travesía a pie no solo es una excelente forma de ejercicio físico, sino que también ofrece numerosos beneficios mentales y emocionales.

Caminar durante varios días por entornos naturales ayuda a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y promover una sensación de bienestar general.

Además, la experiencia de estar en contacto con la naturaleza y descubrir nuevos paisajes puede ser profundamente enriquecedora y revitalizante.

Y el hecho de engancharte a las travesías, porque a veces cuesta empezar, luego ya es como una necesidad.

Preparación para una Travesía a Pie

Prepararse adecuadamente para una travesía a pie es crucial para asegurar una experiencia segura y placentera.

Esto incluye planificar la ruta con antelación, conocer el terreno y las condiciones meteorológicas, y asegurarse de estar en buena forma física.

También es importante llevar un mapa detallado, brújula o GPS, y conocer las técnicas básicas de orientación y primeros auxilios.

Pero lo más importante, es tener cierta preparación física y cierto hábito a las etapas que vas a realizar. Por eso, es necesario ser coherente y elegir una travesía y unas jornadas de trekking acordes a cada persona.

Pero esa parte te la contaré en otro momento, en otra historia.

Equipo Necesario para una Travesía a Pie

El equipo adecuado es esencial para el éxito de una travesía a pie.

Entre los elementos indispensables se encuentran un buen par de botas de trekking, ropa adecuada para diferentes condiciones climáticas, una mochila cómoda y resistente, y accesorios como bastones de trekking, gorra, gafas de sol y protector solar.

Además, llevar una tienda de campaña o asegurarse de tener reservas en refugios o albergues es fundamental para las travesías de varios días.

Hablar del equipo necesario es muy subjetivo, y sobre todo, es una temática muy amplia porque depende de muchas variables.

Que también te contaré.

Recomendaciones para Realizar una Travesía a Pie

Para disfrutar al máximo de una travesía a pie, es importante seguir algunas recomendaciones clave.

Mantén una buena hidratación, consume alimentos energéticos y equilibrados, y ajusta el ritmo de caminata a tu nivel de condición física.

Además, respeta siempre el medio ambiente, sigue los senderos señalizados y lleva contigo toda la basura generada.

Planifica tus descansos y no sobreestimes tus capacidades físicas para evitar lesiones o agotamiento.

Puedo darte muchos consejos, pero el más importante es ser coherente.

Nos vamos de travesía

Realizar una travesía a pie es mucho más que una actividad física; es una experiencia enriquecedora que conecta a las personas con la naturaleza y consigo mismas.

A través de esta guía, hemos explorado las diversas clasificaciones de las grandes rutas a pie, desde su duración y tipo de recorrido hasta la dificultad y la ubicación geográfica.

También hemos tratado la importancia de una buena preparación y el equipo necesario para asegurar que cada aventura sea segura y placentera.

Ya sea que elijas una travesía en las majestuosas montañas de los Pirineos, una ruta costera en el Camino del Norte, o una experiencia cultural en el Camino de Santiago, cada sendero ofrece una oportunidad única para descubrir nuevos paisajes, culturas y, sobre todo, para desafiar tus propios límites.

Espero que esta guía te haya proporcionado la información y motivación necesarias para emprender tu próxima gran ruta a pie.

Nos vemos en la travesía.

Cualquier cosa, me escribes.

 

Esto es todo. Feliz día.

Fernando Camacho

©️Imágenes propiedad de @fernandocamacho®️

📕 Mi primer libro.

SUBIENDO ESPAÑA: 52 historias despeinadas en montaña para los que no suelen ir a la montaña

📕 Mi newsletter Adventureletter que va más allá de la aventura en la naturaleza.

📍 Mis redes:

📸 Instagram
🌍 Web
⏯️ TikTok
📹 YouTube

¿Te interesa la aventura en la naturaleza? Únete a la Adventureletter.

Historias gratuitas por email que inspiran y enseñan.
Ebook Aventura y Naturaleza, Fernando Camacho

APÚNTATE Y PASA A LA ACCIÓN

Responsable: Fernando Camacho
Finalidad: Colocarte un sabroso y nutritivo pez delante de tu boca, solo uno, sin opción. Porque si hay miles de peces, es fácil que termines sin comer.
Legitimación: Que quieras recibir ideas con potencial de prender, crecer y transformarse en nuevas ideas.
Comunicación de los datos: A nadie. Palabrita del niño Jesús.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido, y un café con leche de soja.

Más información en nuestra política de privacidad.

Deja una respuesta

Responsable » Fernando Camacho Peñin (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Ionos (proveedor de hosting de aventuraynaturaleza.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Ionos.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Información adicional »Puedes consultar información adicional y sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.