En este momento estás viendo El mejor gimnasio es la naturaleza

El mejor gimnasio es la naturaleza

Esto es lo que aprendí en el mejor gimnasio y no va de pesas.

Y no es ninguno de los gimnasios de Madrid.

Ni del mundo. No.

Vamos al principio.

Los gimnasios son esos sitios cada vez más chulos donde vas a ponerte fuerte. 

Y que te vean. Como a Arnold Schwarzenegger. O más.

O te vean lo justo si no te ves bien.

Porque a eso vas, a que se produzca el gran cambio.

Como bien sabes ese cambio parece que no llega, pero llega.
Lo importante es dar el primer paso y ser constantes.

Pero no es fácil. Porque si lo fuera todos serían buenos.

Sería un planeta de Arnold Schwarzenegger. De culturistas. Y s ver quién aguanta eso.

Yo no.

Antes de seguir, puede que esto sea también de tu interés.

 

Subiendo España es mi primer libro. Descarga una muestra

Aquí para suscribirte a “La AdventureLetter”, la newsletter de naturaleza que hace pensar

Si quieres leer las últimas historias enviadas en La Adventureletter

 

Empecemos a hurgar.

el mejor gimnasio

El gimnasio funcional

Te soy sincero.

A mi el gimnasio me aburre en cantidades desorbitadas.

Prefiero nadar, pero da más vértigo. Las debilidades no las puedes esconder detrás de una camiseta como en un gimnasio. Y tanto nadador estilo tarzán que ves en las calles que te han asignado tampoco ayuda mucho.

Por eso motivo, regreso al gym. Que por cierto, que es muy estacional, a veces, antes del verano, o después de las navidades se convierte en una caldera de grandes promesas.

Como una meta para llegar lo menos mal posible a tu objetivo, y te digo una cosa, en la vida, sin metas ni objetivos, no tendrá motivación para hacer nada.

Vale.

Continúo con mi libro.

Lo que me gusta del gimnasio es que no es nada estático. Tendría gracia la cosa si fuera así.

– Sí, tío. Voy a ponerme en forma a un sitio donde no me muevo.
Ahhhh, qué bien. ¿Y cómo es eso? Me interesa

Me quedaría sin espacios en blanco para explicarlo.

Pues bien.

Te prometo. Te lo juro. Existen las personas estáticas en los gimnasios.

No se mueven de una máquina. Tras media hora, ya son tres máquinas. Pasado ese tiempo no les vuelves a ver. Son más del grupo de los de dejarse ver. O no dejarse ver en casa. Quién sabe.

Pero lo que te decía. Lo normal es que un centro deportivo de este tipo no sea estático.

Con multitud de ejercicios para fortalecer todas las partes del cuerpo según el objetivo marcado: Entrenamiento funcional, , entrenar el core, entrenamiento de fuerza, mejorar en cardio etc.

Con entrenador personal, en actividades de grupo o autodidacta.

Y con diversos programas de formación. O para preparar una prueba concreta. O para adelgazar, o incluso coger mayor masa muscular. De intensidad baja o de alta intensidad.

Gimnasios de un coste alto o de low cost.

A partir de aquí, lo dicho, hay que moverse. Tiene que ser funcional.

Todo activado para aprovechar así el mejor gimnasio del mundo. Que es aquel donde tú te encuentres mejor y puedas comprobar los resultados.

Nada de estar parado.

Pesa por aquí, maquinita por allá, agarro el Trex (no sé de qué va esta vaina pero queda bien de cara a la galería), un poco de bici, suelto piernas, miro alrededor, vuelvo a coger una pesa, cambio de canción en el Spotify, monto en esta cosa rara de los pies enormes (lo llaman elíptica), me bajo porque me aburro, y vuelvo a coger la única pesa que está libre, en libertad, como en la naturaleza.

Vamos, que todo es movimiento.

Pasemos a los resultados. Que dependerá muchos de tus objetivos.

productividad en los gimnasios

Cómo aprovechar el gimnasio

Ahora toca mirar a mi alrededor.
A ver qué personajes me acompañan hoy.

Noto que hay un tío que no para de sudar. Yo paso la mano por la frente, y ni gota. Debe ser que estoy en forma. Aunque la camiseta da sensación de estar algo ondulada en su zona de la vesícula bilial.

Truquillo: Si no quieres quedar técnicamente como el culo, menciona mejor las palabras “Psoas” y “Core”. La vesícula bilial mejor para el médico de cabecera.

Pues fíjate

A cara de reventado gano yo. Y sin sudar.

Hay uno que destaca al mérito de flipado. Intento no mirarle mucho, que soy de risa fácil.

Acaba el entrenamiento. Me marcho. Sigo sin sudar.

Vale.

Ahora qué.

Te preguntarás por qué te cuento toda estas historia.

La lección más potente de hoy es que para ponerte fuerte en este caso, no importa si vas una hora a este sitio o al otro, sino COMO LO APROVECHES.

Esto quiere decir.

Donde uno haga cinco sentadillas, yo haré 10.

Cuando toque un tiempo de descanso de piernas, haré brazo.

Si siempre llevan el mismo peso, le añadiré un kilo más. Aunque piense que está cerca la muerte.

Es el factor de productividad lo que te guiará al gran cambio.

Ahora aplícalo todo al deporte de aventura.

Porque a mi entender el deporte en la naturaleza es considerado el mejor gimnasio del mundo.

Vamos a pensarlo.

Ventajas de entrenar en la naturaleza

Porque son todo ventajas, no puedo decirte otra cosa.

Salvo la comodidad de los días lluviosos o de mucho frío, lo demás es para destacar.

Por muchos motivos.

1. No pagas cuota mensual. Ni anual. Es la leche. Desde el punto de vista económico resulta recomendable.

2. Puedes marcarte los objetivos que tú quieras. El gimnasio es un elemento que demuestra que sin metas ni objetivos, no tendrá motivación para hacer nada. Ni conseguirás nada. Lo mismo pasa en la aventura y en la naturaleza.

3. Vas a mejorar lo que pretendas mejorar. Hoy hago una ruta de 5 kms, mañana de 10, al mes una de diez con 500 de desnivel positivo, al año, una de 5 en modo invernal, y así creciendo cada uno con sus objetivos. Con su body.

4. Pues ir con ropa de Decathlon que es económica para iniciarse o lanzarte a un equipo extenso y más caro. Es como ir al mejor gimnasio del mundo con piscina y sauna, o a otro gimnasio. Con actividades dirigidas o sin ellas. Eso lo marcas tú. Lo importante es la manera en que lo aproveches. No los accesorios.

5. Hay lugares que están muy lejos y cuesta llegar a ellos, pero siempre habrá tipos de aventura y lugares de naturaleza cercanos aptos para cualquier persona con el poder adquisitivo que sea.

6. Siempre abierto, nunca lo verás cerrado. Y con horarios de lunes a domingo, a cualquier hora. En cualquier sitio. De cualquier modo.

En definitiva.

 

A mi entender entrenar en la naturaleza es entrenar en el mejor gimnasio del mundo.

Utilizando siempre el resto de gimnasios del mundo para complementar la fuerza, el cardio o la motivación.

Para conseguir esta mejora.

HAY QUE DAR EL PRIMER PASO.
Y luego dedicarle tiempo de calidad.
Centrarte en esa estrategia.
Hacer algo todos los días, donde otros solo toman notas.
Ponerle TODO de tu parte. Más peso, más velocidad, más técnica.

Y de esta manera, con lo mismo tiempo o menos que le dedica resto, sacaremos más.

Este artículo es una pequeña prueba del método.

Esto es todo. Feliz día.

Historias que inspiran… y enseñan.

Te volveré a escribir.
IG: @fer_alma_aventurera

Aquí solo si te ha gustado este artículo y quieres recibir la newsletter de naturaleza más divertida en internet: La AdventureLetter

Aquí mi libro Subiendo España, 52 historias despeinadas de trekking sobre un proyecto en montaña basado en hechos reales.

Deja una respuesta

Responsable » Fernando Camacho Peñin (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Ionos (proveedor de hosting de aventuraynaturaleza.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Ionos.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Información adicional »Puedes consultar información adicional y sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.