En este momento estás viendo Qué hacer en caso de tormenta en la naturaleza

Qué hacer en caso de tormenta en la naturaleza

Para entender lo que te voy a contar, tienes que ser diferente y hacer lo que la gente no suele hacer. Y por defecto, diferente es sinónimo de raro.

Qué hacer en caso de tormenta no es un tema habitual en las conversaciones de la mayoría.

Que se lo cuentes a tu familia o a tu grupo de amigos va a sonarles mal. Salvo que tu entorno sea igual de raro. Porque no es una temática arraigada en la identidad de un grupo denominado como normal.

Hacer lo que la gente no suele hacer choca con uno de los deseos velados más profundos de todo ser humano, el de pertenencia, o identidad de grupo. Que lo que hace es atraer a la gente normal hacia las costumbres establecidas en su entorno.

No es que sea malo. Pero puede que no sea bueno para tí si quieres ganar nuevos hábitos (buenos) en tu vida. Esto es lo mismo que crecer.

O dime.

¿Tú sueles quedar a tomar un café con alguien para debatir qué harías si una tormenta te pilla en medio de una caminata? Lo dudo.  En mi caso, no es el asunto del día cuando quedo con amigos.

Porque eso es diferente. No llama. No vende. No hace grupo.
Mejor que nos tachen de locos a intentarlo.

La buena gente muy normal habla de otras cosas. Ya sabes, salir, beber, el rollo de siempre… y no pasa nada. Porque de esas cosas quién no tiene un doctorado.

Pero ojo ahora.
Tengo buenas noticias para tí.

Si sales de esas costumbres establecidas, y da resultados, vas a destacar.
Solo es cuestión de romper barreras.
Demostrar que quieres. Y que sabes.

Por cierto.
El contenido que viene ahora no es el rollo de siempre.

Qué hacer en caso de tormenta es conocimiento puro que te puede salvar de malos momentos.

Y son conocimientos sencillos. Pierde unos minutos en leerlo.

Quizá también puedan salvarte la vida.

Empecemos a hurgar.

Subiendo Epaña es mi primer libro. Descarga una muestra

Aquí para suscribirte a “La AdventureLetter”, la newsletter de naturaleza que hace pensar

Qué hacer en caso de tormenta

Qué hacer si nos pilla una tormenta en naturaleza

Voy a tratar un tema raro.
No digo diferente, digo raro.
(Es posible que te suene al amigo Fito).

Qué hacer en caso de tormenta.

Mira.

Ayer estuvo lloviendo bien en Madrid.
En la sierra el tiempo es de frío y nieve.
Y en días de invierno debería ser la tónica habitual.
Pero son días raros.
Y no me preocupa en exceso que llueva.
El único peligro que veo en la jungla de una ciudad mojada es el coche, la moto, la bici o el patinaje eléctrico.

Pero… y si la lluvia nos pilla en plena salida a la naturaleza.
¿Y no es lluvia. Es tormenta?

Vamos a verlo.

#1 PREVENIR ANTES QUE CURAR.

Es la norma por excelencia.

Me lo digo mil veces, y me lo repito otras mil.
Si salgo Ahí Fuera, lo primero que tengo que hacer es analizar previamente tanto la ruta como las previsiones meteorológicas, y determinar el tipo de riesgos que puedo encontrarme, y tomar acciones.

Pero por mil veces que me lo diga, no siempre se pueden controlar todas las variables. Y una de ellas es la tormenta que llega sin avisar, la que te pilla en medio y desprevenido. No reflejada (o relefejada) en los partes de meteorología.

Las tormentas vienen así.
Son raras. Diferentes.

#2. Hay que saber que se desplazan con rapidez.

Cuando veas un relámpago o escuches un trueno.
Activa los 5 sentidos.
Y actúa con cierta celeridad.
Para tomar las precauciones necesarias.

#3 Alejarse de las zonas donde las tormentan buscan.

Entre las precauciones, una es alejarse de las zonas donde una tormenta te ponga en peligro.

Algunas de estas zonas son:

Las cimas de las montañas.
Los barrancos.
Las zonas aisladas.

Aléjate igualmente de los espacios abiertos.

Desciende los metros que sean necesarios para alcanzar un valle.

Evita refugiarte en lugares propensos a las inundaciones como las riberas de los ríos, incluso cuando estén secos.

Desplázate con rapidez pero sin perder la calma.

En busca de…

#4 En busca de un refugio.

Pero no debe encontrarse aislado.
Me refiero al refugio. Tú ya lo estás.

En el caso de estar en un bosque, presta especial atención si te resguardas debajo de un árbol. Dos pautas a seguir son:

No debe ser el más alto de esa zona donde te encuentras.
Y debe formar parte de un grupo de árboles.
Si no cumple estos dos requisitos, que siga el juego.
A buscar otra mejor opción.

Caliente, caliente…

Puedes buscar una casa de piedra ya que la piedra es un buen aislante.
O una granja si no está completamente aislada.
Quien dice granja, puede decir un retablo, un granero, un cobertizo, en esa línea.

También importante.

Evita cobijarte al lado de paredes rocosas pues un rayo puede provocar un derrumbamiento. Son los daños colaterales de la tormenta.

Aléjate de objetos metálicos como las tuberías o las barreras que atraen la electricidad.

#5 Parar y posición fetal.

Cuando no puedes escaparte de una zona de peligro como puede ser una gran llanura, es mejor parar, y colocarse en posición fetal de seguridad.
Esto es: Agacharse, con los pies juntos y los brazos agarrando las rodillas.

#6 Busca tu aislante

Para evitar que un rayo te alcance por el suelo, colócate sobre un material aislante como es un abrigo, una mochila, una colchoneta o una roca grande.

#7 En caso de estar con más personas

En caso de ser un grupo amplio de personas, alejaros unos de los otros al menos 20 metros de distancia.

Y sobre todo, no pierdas jamás los nervios.

Esto es lo que hacer en caso de tormenta.

Por lo general, las tormentas no duran más de una hora.

Escucha esta historia.

El misterioso caso de Roy Sullivan

A Roy Sullivan, que no es un personaje de Walt Disney sino un ser humano muy pero que muy real, le cayeron nada más y nada menos que 7 rayos en sus 71 años de vida.

Y sobrevivió a los 7.Era un guardabosques trabajando en una torreta de vigilancia de incendios.

Pero no todos los rayos le cayeron ahí.

Uno le alcanzó en el jardín de su casa, mientras limpiaba las hojas con un rastrillo.

Si quieres saber más busca en google esto: “Roy Sullivan rayos”.

Y verás cómo no está de más tener formación en rayos y tormentas, porque no todo pasa en la aventura y en la naturaleza.

A veces el tema simplemente ocurre.

Por estar AHÍ FUERA.

Si te he aportado información y valor sobre qué hacer en caso de tormenta, y quieres más cositas sobre aventura y naturaleza, te recomiendo leas el resto de artículos que vas a encontrar en la web.

 

Historias que inspiran… y enseñan.

 

Esto es todo. Feliz día.

Te volveré a escribir.

IG: @fer_alma_aventurera

 

Aquí solo si te ha gustado este artículo y quieres recibir la newsletter de naturaleza más divertida en internet:La AdventureLetter

Aquí mi libro “Subiendo España”, 52 historias despeinadas de trekkingsobre un proyecto en montaña basado en hechos reales.

Deja una respuesta

Responsable » Fernando Camacho Peñin (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Ionos (proveedor de hosting de aventuraynaturaleza.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Ionos.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Información adicional »Puedes consultar información adicional y sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.